martes, 10 de octubre de 2017

LIÉRGANES. CANTABRIA

En Liérganes, con el Hombre Pez

Si hay una foto característica en Liérganes, es precisamente esta, con la estatua dedicada al Hombre Pez, junto al puente. Del otro lado encontraremos el centro de interpretación, donde realizan visitas teatralizadas y nos explican la curiosa historia de este personaje real con una historia entre la fantasía y la realidad.
Instalamos nuestra autocaravana en el área del pueblo, pegada a la estación del tren, lo que la hace muy cómoda tanto para ir al pueblo como para hacer alguna visita prescindiendo de nuestro vehículo. No circulan trenes a horas intempestivas, así que la noche fue tranquila.
El pequeño casco histórico de Liérganes, en su mayoría formado por edificios de los siglos XVII y XVIII, está muy bien conservado y resulta agradable recorrer sus pequeñas calles.

Liérganes

Paseamos por los jardines del Balneario, con un ambiente muy decadente y subimos a la iglesia de San Pedro ad Víncula. Tuvimos la mala suerte de encontrarla cerrada, pero disfrutamos de unas vistas fantásticas y pudimos conocer las famosas "Tetas de Liérganes", dos pequeñas elevaciones que con un poco de imaginación...

Las Tetas de Liérganes

Uno de los edificios más curiosos del centro es La Giraldilla, que alberga una posada rural y tiene una terraza de lo más agradable.


La Giraldilla. Liérganes
Tuvimos la suerte de coincidir con la celebración del mercado semanal, situado junto al río, y pudimos hacernos con productos gastronómicos de la zona (nos gustaron mucho los quesos), además de pan y fruta. Antes, cita obligada con el chocolate con churros, recomendadísimo por todos los que visitan la localidad, y con razón. El nuestro lo desayunamos en el Hombre Pez, pero en todos los cafés los encontraréis.

Chocolate con churros en Liérganes

Termino con una Gastro-recomendación: Una amiga nos aconsejó acercarnos a comer el menú del restaurante La Juguetería, y resultó de lo más acertado. Nos gustó mucho el ambiente, nos atendieron muy bien y comimos estupendamente. La relación calidad-precio fantástica.

Comiendo en La Juguetería. Liérganes

miércoles, 4 de octubre de 2017

BÁRCENA MAYOR. CANTABRIA


Bárcena Mayor es un pintoresco y pequeño pueblo del interior de Cantabria, parada imprescindible si estamos de ruta por la zona de Saja-Nansa. En nuestro caso, paramos de camino a Campoo.
El pueblo no tiene ningún servicio para autocaravanas, pero sí un aparcamiento bastante amplio a la entrada, a unos 5 minutos andando, donde podemos instalarnos sin problema. Incluso pernoctamos, y estuvimos muy tranquilos toda la noche, ya que aquí hay apenas 100 habitantes y el entorno es rural, perfecto para descansar.


El pueblo está muy bien conservado, es muy agradable pasear por sus calles empedradas y ver la arquitectura tradicional y lo cuidados que están los detalles, como las flores en los balcones, que personalmente me encantan y echo mucho de menos por mi tierra gallega en los pueblos.
Se ve claramente que la población vive del turismo, prácticamente todas las casas son tiendas, cafés o restaurantes.
Vale la pena hacer una parada en el camino y recorrer estas calles, acercarse al río, donde hay una ruta de senderismo y disfrutar de los productos de gastronomía local.
Personalmente me gustan más los pueblos en los que se nota que la gente vive, que hay tiendas de todo tipo, pero dejando esto al margen, la visita a Bárcena Mayor es muy recomendable. Entiendo además que sin este turismo Bárcena Mayor sería uno de los muchos pueblos abandonados con casas semiderruidas.
Bárcena Mayor fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1979 y desde 2015 forma parte de la Asociación de Pueblos Más Bonitos de España. Con razón.

jueves, 21 de septiembre de 2017

CANTABRIA: CAMPOO

Castillo de Argüeso
En nuestra última escapada autocaravanista pasamos varios días por tierras cántabras, centrándonos en la zona de interior, que teníamos muy poco explorada y que nos gustó muchísimo.
Quizá esta parte de Cantabria sea muy conocida por la estación de esquí de Alto Campoo, pero ofrece mucho más que deporte de invierno, tiene un patrimonio cultural realmente digno de descubrir. 
Llegamos a nuestra primera parada procedentes de Bárcena Mayor, de la que ya os hablaré en otra ocasión, y visitamos el Castillo de Argüeso, datado en el siglo XIII. Está rehabilitado por dentro, han hecho una serie de estancias en madera que seguramente se utilizarán para actos y eventos y se puede acceder mediante pago de la entrada. El recorrido es breve y nos ofrece unas vistas fabulosas y una gran sensación de paz. Se puede llegar con la autocaravana hasta una pequeña explanada muy cercana, el tramo a pie es de cinco minutos.
A unos 2 km del castillo está el poblado cántabro, al que no nos acercamos porque en el castillo nos comentaron que el acceso son la autocaravana no sería posible. Como a mi peque no le apetecía nada la caminata, se nos quedó en el tintero.

Nacimiento del río Ebro en Fontibre

De aquí fuimos hasta Fontibre, a ver el nacimiento del río Ebro. El acceso es fácil, hay una zona de aparcamiento junto al punto de información turística, eso sí, bastante inclinado. Desde ahí, bajaremos por un sendero hasta este lugar de la fotografía. Por el camino hay varias mesas con bancos donde hacer un picnic, además de una gran masa arbórea, así que estaremos protegidos del sol y muy cómodos. Hay un sendero a ambas márgenes y algún panel explicativo. Una parada imprescindible.

Reinosa

Paseamos y pasamos la noche en Reinosa. Esta zona tiene la pega de contar con pocas áreas de autocaravanas, pero gracias a la aplicación Park4Night, encontramos un sitio tranquilo para instalarnos sin problema de ruidos.
Os recomiendo que os acerquéis a la pastelería El Copo de Nieve y probéis los hojaldres de invierno, están espectaculares. Probamos también las pantortillas, típicas de aquí, pero aún estando buenas, no hay color, los hojaldres están superiores. Se conservaron perfectamente para el desayuno del día siguiente.

Hojaldres de invierno y pantortillas de El Copo de Nieve
Tras la parada en Reinosa y el paseo por el pueblo, nos acercamos a conocer las ruinas romanas de Julióbriga. Junto a éstas hay una pequeña iglesia románica, a la que fuimos por casualidad, mientras hacíamos tiempo para la visita guiada, pues está situada junto al foro romano, aprovechando en parte los cimientos de éste. Allí nos atendió un médico jubilado que trabajaba de voluntario precisamente para explicar esa joyita. Es una maravilla poder conocer este patrimonio y más aún que lo muestre alguien con tantísima pasión. No dejéis de acercaros a la iglesia de Retortillo, os va a encantar.

Detalle de uno de los capiteles de la Iglesia de Retortillo
La ciudad de Julióbriga debió ser impresionante en su día, pues con tan sólo el 10% excavado ya resulta bastante considerable. La visita de los restos es libre, la visita guiada es a la Domus, donde se ha recreado la que sería una de las casas de esta población, la más importante de Cantabria en su momento. Nos gustó mucho la guía, resultó muy didáctica y amena, de forma que pudimos disfrutar mucho en familia, algo que no siempre ocurre en las visitas guiadas.
Por casualidad durante unas semanas había una promoción conjunta para la visita de Julióbriga y el yacimiento de Camesa Rebolledo, del que ni siquiera habíamos oído hablar, así que decidimos acercarnos porque estaba muy próximo a Julióbriga.

Arqueositio de Camesa Rebolledo
Nos encontramos de nuevo con una visita muy didáctica y amena de este asentamiento romano de gran importancia, a juzgar por los hallazgos de las excavaciones que todavía se están realizando. En la actualidad se está trabajando en los restos de un balneario con mosaicos que pinta muy bien y ojalá pueda verse pronto.

viernes, 25 de agosto de 2017

DEZA, PALAS DE REI Y ARZÚA

En verano si no hace demasiado calor, los recorridos por el interior de Galicia resultan un plan de lo más apetecible. Una de nuestras escapadas pasamos el fin de semana por la comarca del Deza, Palas de Rei y Arzúa y me gustaría compartir con vosotros los encantos de esta parte de mi tierra.
Llegamos a Lalín a la hora de comer, y como siempre nos instalamos en el aparcamiento aledaño al mercado, donde suele haber sitio sin problemas y además está muy céntrico para moverse andando. Hay muchas opciones para una buena mesa aquí, esta vez probamos el Restaurante Asturiano, pegado al aparcamiento que os comentaba y con merecida fama de pescados y mariscos, altamente recomendable.

Fraga de Catasós. Lalín

Desde aquí nos dirigimos a la Fraga de Catasós, que no fue fácil de localizar porque la señalización deja muchísimo que desear... ¡Bendito GPS! Salid de Lalín por la N-525 en dirección Ourense e id atentos. Una fraga es un bosque autóctono donde veremos multitud de robles y castaños centenarios por una ruta sin dificultad, apta para toda la familia y que nos llevará aproximadamente una hora. Es un paseo muy agradable y sombreado y los peludines lo disfrutan muy especialmente.
Os Pendellos de Agolada
Tras el paseo nos acercamos a Agolada tomando la N-640 y allí, en el centro del pueblo, visitamos Os Pendellos, un recinto ferial en piedra y madera que se construyó entre los siglos XVI y XVIII y fue restaurado hará unos diez años. Aquí se celebró durante 200 años una de las ferias más populares y concurridas del interior de Galicia. Anualmente se celebra en julio una feria de artesanía muy popular.
Si podéis, acercaos a la iglesia románica de Santa María de Ventosa, se nos quedó en el tintero, pero es una joya.

Área Recreativa de A Peneda

La siguiente parada fue en Monterroso, donde nos acercamos a conocer el área recreativa de A Peneda, donde están el cámping municipal (que admite autocaravanas) y las piscinas públicas (cuya entrada es gratuita). Hacía fresquito para quedarse y darse un chapuzón, pero disfrutamos del entorno. La única pega que le encontramos es que no se puede entrar con perros.
Una buena disculpa para visitar Monterroso, además del área recreativa, es la Feira dos Bicos

Con este delicioso nombre se citan la música tradicional, comidas populares juegos para niños y una ambientación de principios del siglo XX. Esta fiesta quiere recordar a los emigrantes que retornaban a pasar el verano y eran recibidos con los bicos (besos), así como el hecho de que en la feria anual se concertaban matrimonios y el trato se sellaba con un beso.

Castillo de Pambre. Palas de Rei

Retomando la N-547 en dirección Palas de Rei nuestra siguiente parada fue el Castillo de Pambre, accesible a la visita desde hace más o menos un año y que vale muchísimo la pena, tanto por el edificio en sí como por el entorno y el paisaje que veremos desde lo alto de la Torre del Homenaje.
Vistas desde el castillo de Pambre
Desde aquí fuimos a refrescarnos a los Torrentes de Mácara, un tramo del río Ulla, muy cerca del lugar de confluencia de este río con el Pambre. Es una ruta no demasiado difícil, pero hay que ir con bastante cuidado porque el sendero es muy estrecho y va pegado al río. Encontraremos pequeños saltos de agua, pozas y grandes piedras en las que instalarnos a hacer un picnic.
Ojo con la autocaravana, en la zona de aparcamiento más próxima no os dará la altura por culpa de los árboles, así que dejadla en la carretera, hay algunos tramos que son algo más anchos y se puede aparcar sin problema.

Torrentes del Mácara
En Melide quisimos visitar la iglesia románica de Santa María, aunque no tuvimos suerte de que estuviese abierta en ese momento, por lo que nos perdimos las pinturas renacentistas y el altar románico que su interior alberga.

Santa María de Melide


Terminamos nuestro periplo con una parada para tomar café en Arzúa en el Café Teatro, que os recomiendo si sois cafeteros y donde os pondrán como tapa de cortesía un bizcocho casero fantástico. El queso de Arzúa vale mucho la pena si os queréis llevar algún recuerdo gastronómico de la ruta.
En esta localidad, en dirección a Portodemouros, encontraréis el Museo de la Miel, una visita interesante si vais con peques.

miércoles, 9 de agosto de 2017

MUROS

Barcos de pesca en el puerto de Muros

De vez en cuando nos gusta hacer algún fin de semana en autocaravana de relax, conduciendo poquito y disfrutando de uno o dos rincones nada más. Uno de los lugares a los que nos gusta mucho ir es Muros, una villa marinera que conserva un casco histórico muy agradable con unos característicos soportales.
En invierno no solemos tener problemas para aparcar casi en cualquier lado, pero ahora en el periodo estival tuvimos que instalarnos en el puerto. Al fondo del mismo hay una zona en la que nos permiten la pernocta, hasta llegar a una señal que indica que más allá no podemos entrar. Había más autocaravanas y furgos y pasamos una noche tranquila y sin ruidos, porque aunque en el pueblo había bastante ambiente, en el puerto en ese sentido se está muy bien.
Junto al puerto hay una pequeña playa, que nos dio mucho juego con el niño porque aunque no hacía temperatura de baño, se juntó con otros y un balón, y ya sabéis, este plan siempre funciona.
Cruzando la calle hay un supermercado y si seguís hacia el centro del pueblo, muchas placitas y calles con restaurantes y cafés donde tomar algo en terracitas tranquilamente.

Por los soportales de Muros


Os recomiendo recorrer las calles, si podéis, entrar en la iglesia parroquial y muy cerquita hay un lavadero de piedra que nos comentaron que pronto se restaurará. Ojalá lo hagan, porque este patrimonio vale la pena conservarlo.

El lavadero del pueblo


A la entrada del pueblo hay un molino de mareas que se puede visitar y que seguro que os gusta. Preguntad el horario porque lo han cambiado varias veces, no me atrevo a ponéroslo aquí. Si no os apetece ir caminando, en la explanada que hay junto al molino podéis aparcar con la autocaravana sin problemas, es bastante grande.

Callejeando por Muros

A unos diez minutos del pueblo está el Faro de Monte Louro. En esta ocasión no nos acercamos, pero es un punto con unas vistas preciosas, se puede aparcar al pie del faro y caminar hacia la playa de Area Maior y la laguna de Louro. No tiene ninguna dificultad y el entorno es una maravilla.

Las vistas desde la autocaravana


Además de tomarse algo por el pueblo, os recomiendo un restaurante que nos gusta mucho aquí y que nunca falla a la hora de buscar un buen pescado o marisco, bien frescos, bien cocinados y con un servicio muy agradable. Está cruzando la calle desde donde aparcamos en el puerto, así que imposible perderse. Tiene muy buenas vistas desde el comedor:

Gastro-recomendación:

Restaurante O Castelo. Rosalía de Castro, 1
Una vez más, comimos estupendamente, con el marisco elegido por nosotros en las peceras del restaurante, en un ambiente muy relajado y con vistas al mar. La relación calidad-precio, estupenda.



jueves, 6 de julio de 2017

ÁREA DE AUTOCARAVANAS DE PONTEVEDRA


Visitamos la ciudad de Pontevedra varias veces al año, la mayoría de ellas por eventos deportivos. La mayoría de ellos tienen lugar en el entorno del Puente de los Tirantes (el que se ve al fondo en la foto de arriba), así que celebramos enormemente que la ciudad haya apostado por esta zona para crear un área que realmente cumple con lo que los autocaravanistas solemos buscar, sobre todo cuando viajamos a una ciudad: Se encuentra en la calle José Malvar Figueroa, a diez minutos del centro histórico y a menos de cinco minutos del río Lérez, por lo que todo lo tendremos a mano desde aquí. Está bien señalizada (aunque al llegar no queda demasiado claro dónde está el acceso, pues hay que dar la vuelta) y además hay una zona específica para autocaravanas, con 22 plazas de tamaño suficiente, tanto de largo como de ancho.



Como área para pasar el día en Pontevedra es perfecta, aunque personalmente no dormiría aquí, ya que la proximidad de la carretera la hace bastante ruidosa y el aparcamiento está un poco inclinado, así que harían falta calzos, pero si sois de los que dormís bien aunque haya ruido, esto no será un inconveniente.
Da gusto encontrar áreas como esta, y Pontevedra siempre es una buena opción de visita, así que os animo a todos a probar.



Gastro-recomendación:

Casi siempre que vamos a Pontevedra nos pasamos por el centro histórico a tomar pulpo en Casa Fidel, un local sencillo con cocina casera y típicamente gallega donde además del pulpo podéis tomaros unos chipirones fritos, unos pimientos de Padrón o una tortilla española y además bien de precio. Eso sí, en fin de semana es recomendable ir temprano porque hay mucha afluencia.

Coordenadas del área:

Decimal:      42.433347 / -8.635437  
Sexagesimal: N 42°26'00.1"/ W 8°38'07.6"

sábado, 24 de junio de 2017

ÁREA DE AUTOCARAVANAS DE ARCADE. SOUTOMAIOR

Zona de servicios del área


Muy cerca de la ciudad de Vigo, concretamente en el ayuntamiento de Soutomaior, contamos con un área, en Arcade (lugar muy afamado gracias a sus excelentes ostras). En una de nuestras últimas excursiones pasamos la noche en ella. 
La zona de servicios tiene lo imprescindible y como se puede ver, está limpia, si obviamos las pintadas.
El lugar es muy tranquilo y no hay que utilizar calzos para pernoctar aquí. 
Si tenéis suerte, como los autocaravanistas de la foto de abajo, incluso podéis dormir con vistas al mar, ya que el área está pegada a la playa.
.

Entorno (autocaravanas al fondo, en el área, con vistas a la playa)
El entorno da mucho juego, ya que además de la playa tenemos varios establecimientos donde picar algo, zona de juegos infantiles, paseo y muy cerca de aquí el Castillo de Soutomaior, con unos jardines fabulosos, así como las Salinas de Ulló.
El sitio está bien para hacer una parada en ruta, pasar la noche y media jornada.
Zona de juegos infantiles y al fondo, viviendas y zona de restauración

Coordenadas del área

Decimal:  42.33944   /   -8.61333 
Sexagesimal: N 42º 20' 22'' / W 8º 36' 48''

lunes, 19 de junio de 2017

ÁREA DE AUTOCARAVANAS DE POIO

El parque, con amplias zonas de césped junto al mar.
Hace unas semanas estrenamos el área de autocaravanas de Poio, situada junto al parque A Seca, donde, como se puede apreciar en la foto, hay una zona de césped muy amplia pegada al mar, así como canchas deportivas y un paseo que agradecemos mucho los que tenemos niños y perros.
No hay una zona específica para aparcar las autocaravanas, y en algunas zonas el terreno está algo inclinado, por lo que es aconsejable llevar unos calzos.
En las proximidades hay establecimientos de restauración y caminando tenemos el mercado a unos diez minutos. La ciudad de Pontevedra dista unos 10 km de este lugar, por lo que en caso de no poder aparcar en ella, Poio es una buena opción.

Ubicación de la zona de servicios, junto al mar

La zona de servicios está en perfecto estado, sobre todo teniendo en cuenta que el área es de muy reciente construcción. Aquí podemos vaciar aguas negras y grises y llenar agua sin coste alguno. A pocos metros hay varios contenedores.


La única pega que le pondríamos a la zona, además de la ausencia de sombras, que por desgracia es lo habitual, es la deficiente señalización. Nos salvó llevar las coordenadas grabadas en el GPS, porque las señales empiezan a aparecer ya casi cuando estamos en el área.
Pasamos una noche de fin de semana muy tranquila, no hubo ninguna molestia nocturna y la ubicación nos gustó mucho.

Coordenadas del área:


Decimal:  42,4378 / -8,6943
Sexagesimal: N 42º 26' 16" / W 8º 41' 39"

lunes, 5 de junio de 2017

SALINAS DE ULLÓ

Vistas desde las Salinas

Hacía un tiempo que teníamos pendiente esta visita turístico-cultural y este fin de semana por fin nos acercamos a conocer las Salinas de Ulló, un rincón más que recomendable si viajáis con niños, les encantarán.
Las salinas están en el ayuntamiento de Vilaboa, muy cerca de Vigo. La señalización no es demasiado buena, así que os recomiendo ir muy atentos en carretera, hay que tomar el desvío que une Paredes con O Toural. Nosotros las localizamos primero en el mapa y luego hicimos la ruta por la carretera que vimos un poco más ancha para meternos con la autocaravana. Al llegar, el aparcamiento no es problema, hay una explanada al comienzo del recorrido.

Cruzando de una orilla a otra. El muro de las salinas, es bastante ancho, no hay peligro.


Según podemos leer en la web del ayuntamiento de Vilaboa, estas salinas datan del siglo XVII y fueron explotadas por el Colegio de los Jesuítas de Pontevedra, alcanzando una enorme importancia en las décadas posteriores. En este mismo lugar se construyó en el siglo XIX un molino de mareas (hoy podemos ver únicamente el hueco redondo en el que iría la piedra de moler. En esta zona podemos prolongar el paseo y acercarnos hasta la Punta do Castelo. ). 
Desde el aparcamiento tenemos un paseo con suelo empedrado y totalmente liso, por el que recorrer todo el perímetro de la salina. Y con uno de los lados por encima del mar, lo que es toda una aventura para los niños. En las proximidades, a unos 200 metros, se encuentra la casa de piedra que en su día acogió a las familias que se encargaban del molino (señalizada como Granxa das Salinas). Hoy la naturaleza se ha apropiado de los muros, de la cocina de piedra... Un lugar en el que dejar volar la imaginación y muy divertido y misterioso para los peques, que dejarán volar su imaginación en este bosque singular.

Granxa das Salinas

Desde las inmediaciones de la Granxa das Salinas hay una ruta de senderismo de 4km en la que se pueden ver varios molinos de agua dulce. La dejamos para otra ocasión, porque no nos daba tiempo, nos entretuvimos contemplando las garzas, los patos y el maravilloso paisaje del humedal y las salinas.
Una visita de lo más recomendable y apta para todas las edades, seguro que os encanta. Hay varios paneles explicativos, aunque se centran más en la naturaleza singular de este paraje que en la historia y la etnografía, esto lo echamos de menos.

Coordenadas de las Salinas de Ulló:
42°21'09.4"N 8°37'53.5"W

martes, 18 de abril de 2017

ÁREA DE AUTOCARAVANAS DE PADRÓN

En los últimos meses varias poblaciones gallegas han apostado por el turismo itinerante, ofreciendo servicios a los autocaravanistas con la creación de nuevas áreas: Xinzo de Limia, Ribadavia, Pontevedra y Padrón son las últimas inauguraciones. En A Illa de Arousa se han habilitado varias plazas para autocaravanas en el aparcamiento situado junto a la Praia de O Bao. 
Recordad que de estas áreas y aparcamientos tenéis información actualizada en el PDF que siempre mantenemos actualizado y os podéis descargar pinchando en el enlace que está en la parte derecha del blog.


Hace unas semanas nos acercamos a conocer el área de Padrón, que nos queda muy cerca de casa.
El área se encuentra muy cerca de donde se celebra el mercado cada domingo, a orillas del río y pegada a la guardería. Conocer la población nos ayudó a llegar, porque todavía no está señalizada. Realmente cuesta llegar si no se tienen las coordenadas o no se sabe dónde está situada.
No hay plazas reservadas para autocaravanas, aunque, como se puede ver en la foto, sí hay plazas con la longitud suficiente para poder aparcarlas en uno de los laterales del área. Eso sí, aunque el largo es más que suficiente, el ancho es muy escaso.
Los servicios que se ofrecen, de llenado y vaciado de aguas, son gratuitos y el área, de reciente apertura, está en perfecto uso.




La proximidad al centro de la población hace que tengamos a mano todo tipo de servicios de restauración y compras.

Datos del área:

Dirección: 
Travesía do Campo da Feira s/n
Coordenadas:
Decimal: 42,7324 / -8,6611
Sexagesimal: N 42º 43’ 56'' / W 8º 39’ 40''