jueves, 11 de septiembre de 2014

CÁMPING MACEIRA. COVELO

Zona de Autocaravanas del Camping Maceira
Hola de nuevo a todos los que os pasáis por aquí!! 
Llevo un montón de tiempo sin contaros nada, pero entre el trabajo y las escapaditas que hemos hecho y que os iré contando, no he tenido tiempo de pasarme por aquí a poneros al día, así que vamos allá, sin más preámbulos.
En agosto fuimos a nuestro primer camping con la autocaravana. Nos apetecían unos días de relax, así que el puente de agosto como teníamos 4 días de descanso decidimos hacerlo de esta manera, parados en un punto, en un camping el de Maceira, del que había leído que el ambiente era muy familiar y al que solían acudir familias con niños, así que nos pareció una idea estupenda, el peque podría hacer migas con otros y los tres disfrutar y relajarnos.
Como se puede ver en la foto que os he puesto, el camping es bastante chiquitito, y encima estaba a tope, no cabía un alma. No nos gustó disponer de un espacio tan justito para instalarnos. De hecho estuvimos 3 noches y hasta el último día, que pudimos cambiarnos de sitio, no pudimos desplegar el toldo y comer fuera.

Playa Fluvial de Maceira
En cuanto a los servicios, hay bar con una pequeña carta de comidas sencillas, ensaladas, hamburguesas, bocatas, croquetas... Una noche cenamos allí y bastante bien, además no se pasan cobrando.
Había más niños y el nuestro, que se hace amigo de cualquiera en dos minutos, enseguida hizo migas con varios. En cuanto a la zona infantil, muy descuidada, un montón de cosas que no funcionaban, y las actividades bastante desorganizadas, se iba sobre la marcha, nunca sabíamos si habría una monitora organizando juegos o sesión de cine nocturna (estando nosotros hubo una).
El entorno del cámping nos gustó mucho. Hay una playa fluvial con una zona apta para el baño bastante grande y cuidada, donde había bastante ambiente por las tardes, y para pasear, una ruta perfectamente señalizada y cuidada, la Ruta Aqa, que recorrimos en parte porque son casi 16 km y se nos hacía demasiado larga.

Playa Fluvial de Maceira
Llegamos hasta la Poza de Anguieiro, donde los valientes, o sea, mi marido y mi niño, se bañaron y se acercaron a una pequeña cascada. Una zona chulísima que os recomiendo sin dudarlo, además de tranquilísima, no se oye una mosca por las noches, es ideal para relajarse.
Resumiendo, el entorno nos gustó mucho y además de estar muy tranquilos, pudimos disfrutar de la naturaleza, sobre todo del río.
El camping, a pesar de ser de Primera Categoría, se quedaba corto, como os comentaba antes, además de muy justito de espacio.
La factura final, no fue cara en comparación con los campings de costa y teniendo en cuenta que fuimos en agosto, nos salió a 20 euros por noche (sin electricidad, que no la necesitamos porque llevamos placa solar)
No ha estado mal la experiencia, de vez en cuando está bien parar un poquito y quedarse varias noches en un único sitio. Esto es lo bueno de la autocaravana, que nos ofrece un montón de posibilidades de vacaciones.

Ruta AQA en familia, y con el perro!
De vuelta a casa quisimos ver la cascada del río Oitabén, pero no la encontramos. Donde sí llegamos es a la playa fluvial del Río Verdugo, que nos encantó y es una maravilla para darse un buen chapuzón con toda la tranquilidad, porque el río va más que manso.

Playa Fluvial Río Verdugo

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Todo lo que podemos! Estamos encantados con la autocaravana, la verdad :) Besos

      Eliminar

Gracias por tus comentarios