lunes, 22 de septiembre de 2014

PLAYA DE LAS CATEDRALES

As Catedrais, Lugo, uno de los tesoros de la Galicia cantábrica, una playa mágica que se muestra en todo su esplendor cuando las aguas se retiran y nos permite pasear por las cúpulas, los arcos, las columnas que forman sus rocas.

Disfrutando de la playa casi en solitario


Esta playa, que conocí hará 20 años como un lugar difícil de encontrar, poco señalizado, apenas frecuentado, se ha convertido en un punto más que conocido de Galicia, uno de los lugares más visitados y por lo tanto saturado e incluso en ocasiones podemos ver en prensa, viéndose degradado por el exceso de visitantes y el poco cuidado y respeto de unos cuantos. Hoy día es muy fácil llegar hasta aquí, hay tres amplios aparcamientos que seguro que se quedan cortos en los meses de verano, aseos, puesto de socorrismo y una cafetería con vistas.

Anochecer en Las Catedrales
Aunque el entorno no es lo que era, aunque, como decía una señora a pie de playa, aquello "parecía la Gran Vía", tuvimos la suerte de que a nuestra vuelta de las vacaciones por la cornisa cantábrica la marea baja se prolongaba hasta la noche, de manera que aparcamos nuestra autocaravana, junto con seis o siete más, y pudimos disfrutar del regalo de una puesta de sol en este entorno magnífico casi solos, acompañados del sonido de las olas, gozando de aquello que la naturaleza nos brindaba. 
Fue un paseo relajante, inspirador, maravilloso, y pasamos la noche acompañados del silencio, la mejor compañía que uno puede pedir cuando viaja como nosotros lo hacemos, naturaleza y silencio.
A media mañana nos fuimos, llegaban ya docenas de vehículos, cientos de personas, y la playa ya no era la que había sido con la magia del atardecer, nos fuimos con aquel recuerdo en nuestra retina y la sensación de una vivencia única. Una de las mejores noches de nuestras vacaciones este año.

Con la superluna, preparándonos para pernoctar

Pequeño paseo matinal, antes de la gran afluencia

4 comentarios:

  1. Tiene que haber sido una experiencia inolvidable. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué pena que ahora esté tan masificada, porque cuando la conociste hace 20 años tenía que ser una maravilla...

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios